Ceuta y el Norte de África


República , Guerra y Represión

1931-1944

 

 Comprar libro      |      Prólogo      |   Introducción         |  "El día que .....

                                                                                      

AUTOR:  FRANCISCO SÁNCHEZ MONTOYA

 
   

        INTRODUCCIÓN

        En el libro se expone la compleja realidad del periodo de la  Historia reciente que va desde la proclamación de la II Republica hasta la represión que acompañó y siguió a la Guerra Civil en Ceuta y el Protectorado.

      La República supuso unos profundos cambios, sobretodo en lo social y una mayor  participación en lo político, más  que en cualquier otro régimen europeo de entreguerras. La década de los treinta fue una etapa prometedora, aunque finalmente fallida, pero esto último no puede hacer olvidar lo primero. Como dice el historiador Javier Tusell en su Historia de España en el siglo XX, Vol. II.  La Segunda República concluyó en un trágico episodio de discordia civil pero fue la única experiencia realmente democrática que vivió España antes de 1977”.  De todas formas sería una visión anacrónica desde el punto de vista histórico, e injusta desde el intelectual, considerar que en abril de 1931 se iniciaba una singladura radicalmente nueva en la vida nacional. Lo era, sin duda, desde el punto de vista del régimen político, pero los contemporáneos -y con ellos el historiador- la juzgan más bien como consecuencia de procesos anteriores.

        La investigación que aquí se desarrolla, contextualizada en Ceuta y el Protectorado.  Pretende, a partir de lo poco publicado y debatido, aportar algunas claves de interpretación de aquella esperanza frustrada que fue la Segunda República y el destino cruento, tras el golpe del 17 de julio, de muchos ciudadanos.

       Cuatro son las cuestiones fundamentales que se acometen en este libro. En primer lugar la caída de la monarquía, el fortalecimiento de los sindicatos y partidos políticos y la apertura de la ciudad dejando de pertenecer a la Alta Comisaría y obteniendo un delegado del Gobierno civil; en segundo lugar el desarrollo histórico y cronológico, la reconstrucción del drama social y su entorno, la complejidad de los avatares políticos, las huelgas, la masonería, los procesos electorales, sus resultados y sus protagonistas; en medio de las tensiones de la época, sobresalen figuras de hombres íntegros, con principios e idealistas; en tercer lugar el análisis del golpe de 1936, ampliando las investigaciones a la ciudad de Melilla y protectorado español, con los primeros acontecimientos. Y por último, la terrible represión, analizando cronológicamente en qué circunstancias  se desarrollo desde julio de 1936 hasta 1944, fecha de las tres últimas ejecuciones de las que tenemos constancia en Ceuta. Finalizando el libro con dos apéndices documentales, el consejo de guerra al Alcalde de Ceuta Sánchez-Prado y un listado de todas las víctimas de la represión en Ceuta y lo que se llamó la Circunscripción Occidental del protectorado.

      La estructura del libro está organizada en torno a estos ejes, como no podía ser de otro modo. Se ha tratado de entretejer el análisis temático con la narrativa cronológica. Algunos temas se imponían por si mismo hasta el punto de que sólo podría hacerles verdadera justicia si les dedicaba un capitulo separado.  Todos los datos se han obtenido de fuentes primarias, variando el origen según para qué periodo. Como todo trabajo histórico que depende de la búsqueda de fuentes, éste ha sido un viaje hacia lo desconocido, sembrado de descubrimientos emocionantes y también de largas frustraciones. Para los capítulos dedicados a los cinco años de régimen  republicano, fundamentalmente he basado las investigaciones en hemerotecas, actas municipales, congreso de los diputados y expedientes personales en el Archivo General de la Guerra Civil Española de Salamanca. Los capítulos referentes al  inicio de la Guerra y posterior represión,  en casi su totalidad han sido extraídos tras consultar cientos de legajos en los Archivos General de la Administración (Alcalá de Henares), General Militar de Ávila: Fondos Cuartel General del Generalísimo, Zona Nacional, Zona Republicana, Ministerio del Ejercito, Regional, General Militar de Guadalajara, Ministerio de Asuntos Exteriores y Servicio Histórico Militar y lo referente al exilio en el Ateneo Español de México, las Fundaciones Pablo Iglesias y Anselmo Lorenzo y  Archivo Histórico del Partido Comunista, así como los distintos registros civiles y de cementerios  en Ceuta y en  las ciudades marroquíes de Tetuán, Xauen, Arcila, Larache y Alcazarquivir.

      Como piezas  imprescindibles en todo este entramado están las múltiples entrevistas personales de ciudadanos que vivieron aquella época y que se encuentran repartidos por todo el país. Tras localizarlos me han aportado sus silencios y sobretodo los sentimientos, las ilusiones, sus vivencias  y el triste y cruel destino de sus vidas y la de sus familiares más cercanos. Esta ha sido una fuente inagotable, pero al mismo tiempo donde más frustraciones me he llevado, ya que tras localizar algún testigo e intentar hablar con él,  me comunican sus familiares que falleció hace tan solo unos meses. Muchas preguntas se han quedado para siempre sin contestación en mi cuaderno de notas. Pero, por fin, estas víctimas ya tienen después de sesenta y siete años de aquellos acontecimientos nombres y rostros.

       En los capítulos dedicados al inicio de la guerra civil y la represión  he intentado restar dramatismo a las historias vividas. He abandonado, en las cifras de las victimas, la tendencia seguida en otras ciudades de limitarse a la especulación genérica o aventurar números en función de cálculos más o menos lógicos y razonados. Todos los datos expuestos aquí están sólidamente documentados e investigados individualmente. Cuando en alguna referencia he percibido algún error, aunque fuera mínimo, he optado por  descartarlo.

         Como ya existe una distancia temporal de los hechos, los podemos historiar también con cierta naturalidad. Y sobre todo y fundamentalmente, somos responsables del silencio histórico ante futuras generaciones si seguimos omitiéndolos. Cuando se desentierran hechos y sufrimientos no se busca al responsable, simplemente se busca recuperar la dignidad y la memoria histórica de las victimas. Pero lo que hace falta,  lo que es absolutamente necesario, es una gran conversación y no tirarse los muertos a la cara unos a  otros, sino reconocerse en el dolor.  En este libro no existen héroes, creo que la heroicidad es patrimonio de una buena parte de estos ciudadanos. Hubo muchos héroes anónimos que mantuvieron la dignidad y  la solidaridad. 

       A lo largo de estas páginas,  seguro que estos temas "tan molestos", causarán entre algunos incomodidad. Hace ya décadas que en el resto del país se realizaron estudios sobre la guerra civil y últimamente sobre la represión. Tal vez  en Ceuta y la zona  del Protectorado, el peso de la Historia o el miedo a la libertad y a los otros pudo más. Afortunadamente se vive en una sociedad muy distinta de aquella España que dio paso a una terrible guerra civil, cuyo espectro  tanto traumatiza todavía a algunas de las generaciones precedentes, pero para las nuevas es pura y simplemente materia histórica donde indagar a la búsqueda de sus señas de identidad.